¿La digitalización transforma o la transformación digitaliza?

Consideremos dos escenarios para responder a la pregunta.

La empresa A decide centrarse en incorporar tecnología, y acomete las siguientes acciones:

  1. Instala un sistema de respuesta vocal automático, para atender y las llamadas de teléfono de sus clientes.
  2. Instala un sistema biométrico de lectura de huella digital para que los empleados abran las puertas.
  3. Instala un lector de código de barras para leer las entregas de mercancías de los proveedores en el almacén.

La empresa B decide centrarse en los métodos de trabajo, y acomete las siguientes acciones:

  1. Monta un equipo de trabajo para analizar y estudiar sugerencias y quejas de los clientes.
  2. Establece una serie de visitas regulares de los técnicos a los clientes, junto con los vendedores, para que perciban mejor los problemas.
  3. Cada departamento elaborará un informe mensual a presentar a la dirección, con los problemas que han resuelto y los pendientes de resolver.

Si la empresa A se circunscribe solo a implantar las tecnologías descritas, la digitalización consistirá en una mera automatización de tareas, y no habrá transformación.

En el caso de la empresa B, los cambios introducidos en las formas de trabajo suponen una transformación, pero no hay digitalización.

La transformación digital es una combinación de lo que han hecho las dos empresas: cambiar las formas de trabajo internas y de relación con los clientes y proveedores introduciendo tecnología.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *