¿Somos obedientes?

Descubre hasta que punto

La Universidad de Yale realizó en 1961 el experimento Milgram, sobre la obediencia del ser humano a la autoridad.

Participaron 40 voluntarios, un investigador y un alumno (cómplice del investigador).

Cada voluntario formulaba preguntas al alumno, y aplicaba una descarga eléctrica ascendente por cada respuesta incorrecta, accionando unas palancas. Había 30 palancas, con rótulos entre 15 y 450 voltios. En realidad el alumno no recibía ninguna descarga. Los voluntarios creían que si.

El 65% de los voluntarios llegaron a aplicar la descarga máxima de 450 voltios. Puede verse en este video.

https://www.youtube.com/watch?v=8rocRcUOwFw

El experimento se repitió hace unos 10 años, con resultados similares.

La Society for Personality and Social Psycology publicó este año los resultados de un estudio similar, realizado por Tomasz Grzyb, de la Universidad de Wroklav (Polonia).

Muestra que el 90% de los voluntarios aplicaron el máximo nivel de descarga.

http://www.spsp.org/news-center/press-releases/milgram-poland-obey

Entre otras razones, los subordinados obedecen porque creen actuar correctamente, al recibir instrucciones de un superior.

La influencia social sobre los subordinados es mayor de lo que percibimos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *